viernes, 13 de agosto de 2010

El Pueblo de Tërn

El Pueblo de Tërn


Hoy me dirijo al pueblo de Tërn, he pasado mucho tiempo en Lëmbrër y no puedo seguir en él; ya que tuve grandes problemas. Salí de la que seria mi vieja posada y comencé a caminar a las murallas de Lëmbrër; el camino era muy largo unos cinco kilómetros hasta la gran muralla.

Al llegar a ella me escondí unos metros antes ya que estaba custodiada por los guardias, espere a que se acercara una de las carreta comerciante y salte dentro de ella. Así comencé mi rumbo hacia Tërn, recostado dentro de una carreta comerciante dirigiéndome a cualquier lugar.

Tërm esta hacia el norte, cruzando las montañas de N'arc y pasando por el lago Vert. Tal y como havia escuchado, esta carreta se dirigía hacia Twën, pueblo vecino de Tërn. Solo tenia que esperar hasta cruzar el lago y allí me bajaría y caminaría los pocos kilómetros hasta la ciudad.

Tal y como lo había planeado salte de la carreta al pasar el lago Vert y comencé a caminar hacia la Tërn. El sol se ocultaba rápidamente, había pasado casi medio día en la carreta y aun no había llegado. Decidí apurarme un poco mas antes de que los guardias cierren las puertas.
Llegue justo antes de que cerraran, agotado por haber caminado tanto me metí a un granero y pase la noche en él. A la mañana siguiente decidí buscar alguna casa para comprar ya que tenia el dinero suficiente como para compara una, pero tan solo pude conseguir en cuarto en una antigua casona de familia. Allí Vivian los Nãdi's una familia constituida por muchos hijos. Al principio los hijos de Nãdi's me parecían muy extraños ya que creo que me querían meter miedo. Solían decir que algunas noches se oía el llanto de una niña pidiendo ayuda... pero no venia de ninguna parte sino que de todo el pueblo. Cada uno de las personas del pueblo lo oía, en la calle, en la casa y en el bar local. Se oía de la paredes, del suelo, e incluso se sentía muy violento algunas veces. También habían veces en las que las personas eran empujadas o se caían sin ningún sentido. Contaban también que incluso una joven que estaba embarazada perdió a su hija en Rëilad una tarde en la que se encontraba hablando con unas amigas; al sentir que unas manos presionaban su vientre que hizo abortar allí mismo a su hija que iba a nacer dentro de un mes. Ella estuvo a punto de morir pero se pudo recuperar y así se marcharon del pueblo y no volvieron a ser vistos por aquí.

Impresionado por esta historia les pregunte -¿Qué o Quien podría provocar estas cosas? Y ¿Por qué siguen en el pueblo? Entonces me contaron una vieja leyenda del pueblo.

"...Hace unos cien años atrás, unos niños disidieron irse de su pueblo natal y venir a Tërn. Para ello tenían que pasar el lago Vert y luego por el antiguo cementerio que unía la ciudad de Tërn con su vecina Förland, Cuando ya estaban por llegar oyeron un crujido a sus espaldas. Era su hermana menor de uno de ellos. Le rigieron que volviese a su cada pues no querían cargar con niñas asustadizas y esta se negó a ello, más le daba miedo volverse sola.

Entonces decidieron asustarla y tratar que esta se despistara. Al llegar a una estatua cercana al cementerio decidieron jugar para esconderse de ella. Como la luna llena los iluminaba se veía bastante bien, esta niña acepto sin sospechar de nada... uno de ellos comenzó a contar y los demás se escondieron todos juntos, mientras que la niña se escondía en otro lado pensando que todos estaban haciendo lo mismo que ella hacia. Cuando ya le perdieron la vista, los chicos se reunieron y salieron por una de las puertas y la cerraron bloqueándola con una gran piedra. No podían dejar de reír de lo fácil que les había resultado engañar a esta pequeña niña hasta que de la nada oyeron un grito horripilante... Al principio pensaron que la niña les estaba tramando una broma, hasta que volvieron a escuchar este grito desgarrador reaccionaron y volvieron a entrar al cementerio.

Estuvieron buscando por todas partes pero no la encontraron, gritaban su nombre y nada, no la encontraban. Al cabo de varias horas, cuando ya salía el sol decidieron ir al pueblo a buscar ayuda con la esperanza que la niña les había echo una broma y se hubiese ido sola al pueblo.
Al llegar al pueblo, su hermano fue a la casa de su tío y ella no había pasado la noche allí. Su tío le pregunto que había pasado y este le contó la verdad. Su tío al saber esto salió y aviso a todo el pueblo. Salieron muchas personas a buscar a la muchacha en el cementerio.

Cuando llegaron allí, uno de los vecinos descubrió el cuerpo de la niña, se encontraba en una de las fosas que acababan de abrir días antes para un nuevo difunto. La niña tenia la cara desfigurada, los huesos de los brazos y las piernas retorcidos en una figura grotesca, los ojos cristalizados por el pánico y la boca en una mueca de absoluto horror...

Fue un día muy oscuro en el pueblo de Tërn, nadie se explicaba lo que había ocurrido allí. El hermano, con los años, decía que su hermana se estaba vengando de él, le veía en todas partes, le pegaba... Los médicos no sabían que diagnostico dar tan solo se estaba volviendo loco, pero no podían explicar los continuos moretones que aparecían por todo su cuerpo, incluso en la cara...

Al cabo de unos años, la madre de estos hermanos se quedó embarazada... y a los siete meses le ocurrió lo que ya contaron antes: Algo había provocado la muerte de su bebé y quizás su propia muerte de la que escapó por poco. Los chicos decían que los gritos que oían por las noches eran iguales que los que oyeron en el cementerio. Todos pensaban que este grupo de niños se estaba volviendo loco como su amigo..."

Al escuchar esta historia quede sorprendido y hasta ya les creía... había pasado un buen rato de miedo y decidí irme a dormir ya que era demasiado tarde.

Cuando caminaba hacia mi habitación, sentí un golpe fuerte en mi espalda que me obligó a caer al suelo. Miré hacia atrás, pero los chicos estaban hablando entre ellos a unos tres metros de mí.

El señor Nãdi's dijo que me había tropezado. Uno de los chicos se paro para también ir a dormir cuando de repente volvió la cabeza hacia el otro lado de forma violenta... Dijo que alguien la había abofeteado... y tenía una mano marcada en la cara... una mano pequeña.

Nos asustamos mucho y empezamos a gritar presos de la histeria. Salí corriendo hasta que entre a mi habitación. De pronto comencé a escuchar como golpeaban violentamente la puerta y las ventas se querían abrir. De la nada todo cesó, salí y encontré a los chicos agotados por la lucha, con arañazos, golpes, etc. pero me dijeron que estaban acostumbrados a esto, que no pasaba nada.

Las agresiones que este pueblo sufría eran esporádicas y no siempre a las mismas personas, pero ellos sienten que tienen que estar ahí para que esta niña que murió de forma tan violenta no esté sola. Algún día llegará el momento en que pueda descansar en paz.



Safe Creative #1008147048861

No hay comentarios:

Ir Arriba